miércoles, 20 de junio de 2012

Tipuana, alfombrando el suelo de amarillo



Nombe científico: Tipuana tipu (Benth.) Kuntze.
Familia:  Leguminosae (Fabaceae) (Papilionaceae) 

    La tipuana es un árbol ornamental bastante espléndido por varias razones, entre ellas su rápido crecimiento, su gran aptitud como especie de sombra, y sus flores y frutos extremadamente llamativos.  Es originario de Sudamérica, concretamente de las zonas subtropicales de Bolivia y Argentina, y su uso como árbol para avenidas o para jardines se ha extendido muchísimo en muchas zonas subtropicales y templadas del mundo, aunque solo soporta heladas ligeras.

Flores
   La tipuana es inconfundible por varios detalles.  En primer lugar su tamaño (puede llegar a ser muy alto) y sus largas ramas arqueadas que exigen una buena poda para no llegar al suelo.  En segundo lugar sus flores, que salen en junio y son abundantísimas, llegando a cubrir el suelo de una alfombra amarilla;  son las típicas flores papilionáceas pero despistan un poco por su aspecto arrugado.  En tercer lugar sus frutos:  son unas legumbres aladas con una sola semilla, que precisamente no parecen legumbres;  el ala les confiere una característica curiosa, y es que al ser tiradas al aire, caen a velocidad algo lenta girando en redondo, lo que hace que los niños las lancen a menudo para verlas descender,  llamándolas "helicópteros".  En cuarto lugar sus largas hojas compuestas  (imparipinnadas), de hasta 40 cm de longitud.


   En cuanto a su uso ornamental, crece muy rápido y tiene unas raíces muy agresivas, por lo que hay que tener cuidado al plantarla en zonas pavimentadas, o junto a las viviendas.  Pero por otro lado, su rápido crecimiento y su poca exigencia al suelo y al riego la hacen muy aconsejable.  A veces suele plantarse alternando con la jacaranda por el contraste entre las flores amarillas de una y azul-lila de la otra.
Fruto tipo samara de la tipuana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada